Cueva de Cucabrera

Este fin de semana hemos decidido visitar un lugar que conocíamos pero en el cual nunca habíamos estado, se trata de la Cueva de Cucabrera en Galizano.

A esta cueva se puede acceder desde un pequeño camino pegado a la playa que sólo será accesible si la marea está baja, además debemos cruzar la desembocadura de la ría de La Canal que procede del río Herrera, por lo tanto decidimos hacerlo con una segunda opción algo más cómoda para ese momento, ya que en verano no tengo dudas que lo haré desde la misma playa. Esta segunda opción era la de acercarse hasta escasos metros de la entrada de la cueva en coche. Por lo tanto subimos en coche hasta el lugar donde se ve la playa desde lo alto del acantilado y empiezas a disfrutar de unas preciosas vistas de esta parte de la costa de Cantabria. Para llegar a la cueva tenemos que llegar a Galizano y ya en la recta dirección a la playa nos desviaremos a la derecha en cuanto lleguemos a una escuela de surf pintada de azul en mitad del camino. Desde ese momento seguiremos por el camino principal pasando por bonitos bosques que están cruzados con pequeños regatos de agua. El camino en coche entre los bosques es muy bonito y más cuando llegas a lo alto y puedes disfrutar de unas bonitas vistas a la playa de Galizano, Langre y Santander.

DSC_0639 (Copy)DSC_0638 (Copy)DSC_0637 (Copy)

Ya en el alto encontramos un cartel con toda la información de la cueva y la ruta que ya se encuentra a poca distancia. El camino ya empieza a ser de tierra y grava y aún se puede continuar con el coche un poco más pero aparcamos en una explanada bastante grande para dejar los coches. Seguimos andando por los acantilados disfrutando de las vistas y la belleza del lugar, el mar entra fuerte en la costa y el sonido de las olas rompiendo contra las rocas es espectacular.

Un poco más adelante podemos divisar un camino que baja entre el acantilado hacia un lugar que por su forma indica que hay algo escondido.

DSC_0604 (Copy)DSC_0607 (Copy)

La pista por la que veníamos continua de frente pero nos desviamos a la izquierda. Junto a ese camino nos encontramos con dos mesas de madera para poder comer en un bonito día campestre.

DSC_0609 (Copy)

Nos vamos acercando a la entrada de la cueva y vemos que las vistas son cada vez más bonitas. Cuando llegamos a la boca de la cueva lo que vemos nos sorprende por lo curioso del lugar.

DSC_0629 (Copy)

Allí nos encontramos mesas construidas con bloques, una talla de la virgen y sobre todo excrementos de cabras por todos los rincones de la cueva. Justo debajo de una de las mesas encontramos esto escrito, «Peña de Cucabrera al servicio de ¡todos! 1962.

Las dos bocas de la cueva son amplias aunque se van haciendo más estrechas a medida que nos dirigimos a su interior.

De nuevo en la boca de la cueva observamos los acantilados que nos llevan la vista hasta Langre y al fondo Santander.

Después de conocer este bonito lugar nos volvemos hacia el coche ya que empieza a chispear, pero me quedo con las ganas de volver a hacer más fotos un día soleado.

Muy cerca tenemos otra interesante opción, junto al aparcamiento sale otra ruta que nos llevará hasta las ruinas de la ermita de San Pantaleón que data del año 1642. Esa senda está señalizada y tiene más o menos un kilómetro de recorrido. La que hemos hecho nosotros desde el aparcamiento tiene unos 500 metros, por eso es más recomendable hacerla desde la playa cuando haga mejor tiempo.

Espero que os haya gustado la ruta, es bonita para hacerla y disfrutarla en familia. Las vistas son espectaculares y es muy sencilla de hacer. Si os gusta a ¡compartir!

Síguenos en Facebook

2 commentarios en “Cueva de Cucabrera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *