Portillo de Lunada y resbaladero del Miera

Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos

Nos damos un paseo por el Portillo de Lunada en un precioso dia de sol. Atravesando pequeños pueblos con encanto como Mirones o San Roque de Riomiera nos adentramos en el valle que ve nacer a uno de los ríos con más corto recorrido de Cantabria, el Miera.

Debido a la cercanía a Santander (56 km) nos encontramos con mucho tráfico en un puerto en el que con estas nevadas se pasa la mayor parte del invierno cerrado, así que aconsejamos ir temprano para no encontrar atasco, ya que la quitanieves solo abre el camino hasta el primer mirador y ya en las cercanias de este  los coches aparcan en un lado así que si nos encontramos coches de frente se complica la cosa.

Nosotros dejamos el coche más abajo y fuimos caminando por carretera y ya depués de llegar al mirador continuamos por la carretera pero ya sobre la nieve. La situación era perfecta para hacer una ruta con raquetas e incluso había gente con esquis de travesia. Se trata de un fantástico lugar en el que hacer deporte cuando el tiempo y la nieve nos lo permite y así poder disfrutar de unas magnificas vistas del valle.

Caminamos por la carretera y llegamos a un bello mirador para continuar y descubrir un lugar con mucha historia para la armada española. En el siglo XVIII la Real Fábrica de Cañones de La Cavada se encontraba en pleno apogeo y para ello el valle del Miera fue crucial para la producción de armas. Se construyó una impresionante infraestructura para poder abastecer a la armada española, se trataba de un resbaladero de unos 500 metros de largo por el que se deslizaban los arboles talados hasta el río y de allí llegaban a las fábricas de Liérganes y La Cavada donde se producían cañones, piezas de artilleria y munición. Debido a la nieve no se ve muy bien todo el tramo, pero en la parte inferior vemos la construcción del resbaladero que dejaba los troncos muy cerca del río.

A los pies del Resbaladero sigue en pie una cabaña, la Casa del Rey (siguiente fografía), desde donde se controlaba el proceso de transporte de la madera. En el siglo XVIII se construyeron en esas fábricas casi 3.000 cañones con los que se armaron decenas de navíos, fragatas y galeones. Es un ejemplo de la masiva deforestación que sufrió la montaña pasiega durante los siglos XVI, XVII y XVIII. El balance: 10 millones de árboles talados y 50.000 hectáreas de bosque arrasado.

Continuando carretera arriba seguímos disfrutando de un entorno único y bello. Accederemos hasta donde una avalancha de nieve tapa la carretera y no nos da mucha seguridad para pasarlo por encima, por lo que decidimos volvernos.

Para llegar:

 

Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *