Base militar abandonada del Picón Blanco

Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos

Esta vez nos hemos acercado hasta la vertiente burgalesa, a pocos metros del puerto de la Sía a 1529 metros de altura se encuentra esta base militar que dejo de funcionar en 1999 y se abandonó por completo en 2006.

Se construyó en la década de los setenta como un centro de vigilancia aérea en la que llegó a instalarse el radar “EVA12” que posteriormente se trasladaría a la base del Picón del Fraile muy cerca del puerto de Lunada.

Las vistas desde lo alto del pico son espectaculares, quizá un poco roto por el impacto que causan los molino eólicos. Desde allí se divisa el mar, el Castro Valnera, las sierras burgalesas y los montes vascos.

 

 

Se trata de cuatro edificios cuyo estado en estos momentos deja mucho que desear ya que en ellos se ha guardado ganado, se ha saqueado todo lo que se ha podido e incluso se han llegado a realizar partidas de paintball.

 

 

El cuartel contaba en el bajo con una sala de juegos, las oficinas, los despachos, la cocina y el comedor. En la primera planta se encontraban las literas y las habitaciones de los mandos, en el ático había un bar con mesa de ping pong y una chimenea, una sala de vídeo con sofás de cuero y madera y una biblioteca. Como dato curioso a esa última estancia los militares tenían prohibido entrar con botas militares bajo arresto y sólo podían entrar con zapatillas de deporte o del hogar.

 

 

Sólo uno de los cuatro edificios se destinó a cuartel, otro era el edificio de comunicaciones, que contaba con dos antenas parabólicas de grandes dimensiones. El tercer edificio era de intercambiadores, debido a las duras condiciones meteorológicas del invierno se vieron obligados a contar con esta instalación por si se quedaban sin electricidad. Y el cuarto edificio era el garaje, detrás del cual estaban las perreras. Había ocho perros pero cuatro de ellos se encontraban alrededor del recinto mediante un cable muy largo que les permitía caminar alrededor del recinto.  Los cuatro edificios estaban comunicados entre si por túneles que se utilizaban sobre todo en invierno o cuando había grandes nevadas que apenas dejaban moverse por la superficie.

 

 

Según lo que he podido encontrar los inviernos eran muy complicados ya que la temperatura podía llegar a alcanzar los 20 bajo cero e incluso la altura de la nieve alcanzó los 13 metros de altura en alguna ocasión.

Para llegar
Para llegar decidimos pasar por los Collados del Asón y disfrutar de un paisaje espectacular, ya llegados al Portillo de La Sía dejamos atrás el cartel de Cantabria y nos encontramos prácticamente debajo de los eólicos. Tanto a izquierda como a derecha nos encontramos pistas de tierra y la estación se encuentra a unos dos kilómetros por el camino de la izquierda, un camino de grijo y que se encuentra bastante bien para estar por completo abandonado.

 

 

Esperemos que os haya gustado, si es así ¡compartid! Os recordamos que podéis seguirnos en Facebook e Instagram dónde subiremos cada día imágenes de Cantabria.

Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos

4 commentarios en “Base militar abandonada del Picón Blanco”

  1. rikyphoto dice:

    Guapo reportaje, un lugar que tengo en tareas pendientes de visitar 😀

  2. rinconzucos.es dice:

    Muchas gracias. Se trata de un lugar interesante, no tiene gran historia como por ejemplo la pirámide del Escudo que tiene un gran significado histórico, pero nos gusta visitar estos lugares abandonados y desconocidos para muchos y así poder enseñaroslo. ¡Un saludo!

    1. Uno dice:

      Yo por obligación pase un año allí. Más o menos se ha contado bién, pero para llegar al garaje no había tunel, y de perros solo vi dos, puede que en otras fechas hubieran ocho tal como se ha explicado

      1. rinconzucos.es dice:

        Muchas gracias, no se si será cierto lo de los perros o no, son informaciones que fuimos encontrando y al verlo en varios sitios con diferentes fuentes pensamos que quizá fuera cierto. Muchas gracias por comentar y visitar nuestra página. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *