Paseando entre secuoyas

Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos

Este fin de semana decidimos darnos un paseo por el Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Corona en Cabezón de la Sal. Se trata de un breve paseo de menos de un kilómetro en el que pasearemos entre bellos árboles de más de treinta metros de altura.

En la época de Franco, en torno a 1940, se lleva a cabo la plantación de más de 800 secuoyas en el monte ya que su rápido crecimiento permite obtener madera a la industria del entorno, pero cuando estos árboles ya estaban para talar ya no interesaba su madera. Tuvimos suerte, ya que el resultado es un bonito bosque que se declaró Monumento Natural en 2003.

A lo largo de todo el bosque nos encontramos con caminos bien marcados, escaleras, bancos e incluso al inicio una bonita pasarela de madera que nos lleva al corazón del bosque.

En total pasearemos entre 848 secuoyas con un perímetro medio de 1,6 metros y una altura media de 36. También veremos 25 enormes pinos a lo largo del recorido.
Para llegar desde Santander tendremos que coger la autovía A-67 hacia Torrelavega, para luego desviarnos a la A-8 dirección Oviedo y tomar la salida en Comillas. Ya en dirección Comillas a poco más de un kilómetro al lado izquierdo veremos un aparcamiento y un cartel que nos indica ya que hemos llegado a nuestro lugar. Si ese aparcamiento esta lleno no hay que preocuparse, ya que un poco más adelante tendremos otro mayor donde hay sitio.
Es un lugar único en Cantabria en el que no podremos dejar de mirar hacia arriba en todo el camino y en el que los niños también disfrutarán de este bonito paseo.

 

Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos
Rinconzucos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *